Pàgines

dijous, 7 de setembre de 2017

¿Trabajadores desmotivados?

La mayor inversión de una empresa son sus trabajadores: descubre las mejores técnicas para tener empleados motivados y, por lo tanto, más involucrados en la empresa.


Si tus empleados conciben el trabajo como una obligación, y cada día acuden arrastrando los pies y mirando cada dos por tres el reloj deseando que llegue la hora para irse, estás haciendo algo mal.

Tener trabajadores motivados es fundamental para asegurar el éxito de una empresa. Si un empleado se aburre y se siente estancado en su carrera profesional, las probabilidades de que busque otro empleo son muy altas.

Además, cuanto más motivado estén tus equipos, mejores resultados darán. Esto no se debe a una mayor productividad – algunos expertos mantienen que la motivación no es suficiente para ser productivo; pero si un trabajador está contento y emocionado con sus proyectos, se involucrará mucho más en la empresa y el esfuerzo será el doble.

Eso sí, muchas compañías fallan a la hora de motivar a sus empleados. Lo bueno es que puedes evitar que esto ocurra. Estas son algunas de las claves para motivar a tu plantilla:


  • Transparencia: Tienes que conseguir que tus trabajadores sientan que son parte de la empresa, que todos compartís los mismos objetivos y proyectos y os dirigís en la misma dirección. Esto puedes lograrlo siendo lo más transparente posible: comparte los resultados y planes de la empresa con todos los miembros regularmente. Tener una reunión mensual para exponer el progreso de la empresa e introducir nuevas ideas o iniciativas es una buena manera de motivar al equipo: logra que visualicen el crecimiento y vayan a por ello.
  • Obtén feedback frecuentemente: Con todas las herramientas de las que disponemos actualmente obtener feedback es más fácil que nunca. Para ello puedes usar uno de los documentos que usan en Google para un mejor liderazgo: ‘el manager feedback survey’; es la encuesta que usa Google para que los empleados puedan darle feedback a sus jefes o superiores a través de una encuesta anónima. Procura obtener feedback a menudo: semanalmente o mensualmente.
  • Reconocimiento: Si tus empleados han hecho bien su trabajo, házselo saber. Congratúlales, preferiblemente en equipo, para que el empleado sienta que valoras su trabajo y el resto del equipo aprecien el esfuerzo de su compañero y se propongan alcanzar los mismos objetivos. La gratitud es clave desde cualquier puesto y en cualquier ámbito.
  • Contacto directo con la contratación: Es muy positivo que el CEO de una empresa siga contratando al personal. Eso si, asegúrate de planificar bien la integración de cada miembro para que nadie se sienta fuera de lugar.
  • Contrata un COO: Contar con un jefe de operaciones, además del CEO, marcará la diferencia. Tener un apoyo no significa menos control, sino mejor organización y capacidad para atender a los empleados.
  • Publica la información sobre los objetivos de cada puesto: Es importante que cada miembro entienda su puesto y los requisitos para ascender a otro rol. Informa a todos los trabajadores sobre las habilidades requeridas para cada empleo y los objetivos que persigue cada trabajador.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada